sábado, mayo 22, 2010

Y todo un infante después...

PUUUUHHHHH!!! Hasta polvo salió de aquí que barbaridad!!! Con éste tiempo de espera de nuevo post en mi blog bien hubiera podido hacer y tener un hijo, pero no, creo que si hubiera estado casado me hubieran sacado de casa por workaholic.

Tengo varios días leyendo mi blog como si fuera el de alguien más, no me motivaba escribir en lo absoluto, pensé en cambiar mi display picture pero me dió hueva ,pensé en cambiar el layout pero me dió hueva aswell....vaya, perdí toda motivación whatsoever para escribir aquí.

Y seguro se han de preguntar (y si no es así, de igual forma responderé porque a final de cuentas éste es mi blog) ¿entonces por qué estás escribiendo de nuevo?...pues ni yo mismo sé la respuesta. Creo que una parte de mi ya ansiaba desempolvar éste espacio TAN abandonado y darle una manita de gato, otra parte quería a lo mejor expresar algo que (hasta éste momento) no tengo claro...pero pues averigüémoslo no?

A últimas fechas he estado achacando (casi en exceso, pero de forma no justificativa, sino explicativa) X o Y situaciones a dos factores: el factor circunstancial y el factor deliberado...y por muy filosófico que pudiera sonar, me he dado cuenta que no existe otro factor que las pudiera determinar.

Ahora, por otro lado nuestras decisiones pueden también basarse en éste principio, queda totalmente fuera la forma con la que las aceptamos o no. Por ejemplo, yo decidí deliberadamente escribir, aún a sabiendas que no me sentía con la capacidad suficiente como para generar un tópico en particular. El hecho que me siente a escribir y que me interrumpan por teléfono, o la Tv, o la música, o quizás otra idea totalmente independiente a lo que pretendo escribir, es circunstancial. ¿O me equivoco?

Aunque pensandolo bien...el "explicar" las situaciones con éste principio, si nos lleva, a final de cuentas, a justificarlas (HA!, Y yo que ya no hacía eso eh...qué taaaaaaal?!) y eso no es ni circunstancial ni deliberado....es una mamada!

Y si, yo tendía muchísimo a justificar TODO lo que hacía, hasta que llegó un punto en el que me dí cuenta que es completamente innecesario; siempre y cuando tomemos en cuenta que nuestro único juez somos nosotros mismos, entonces nos daremos cuenta que justificar algún acto o decisión propia viene sobrando.

Y si, yo sé que me dirán que muchas veces estamos a merced del "qué dirán", pero realmente ese "qué dirán" no se refiere a nada más que a nuestra inseguridad al querer hacer/decir/comprar/cambiar/cantar/etc algo. Hay veces que nos tomamos tan en serio el papel de nuestro propio juez, que terminamos siendo más bien un verdugo; mismo que termina reprimiendo todos y cada uno de los deseos que tenemos.

Creo que llegué a una conclusión un tanto inconclusa o contradictoria: nada en la vida es coincidencia, toda circunstancia está deliberadamente planeada, HA! Quihubo!!!

Éste año (personalmente hablando) trae una carga circunstancial durísima, gente nueva, nuevas historias, nuevas oportunidades, cambios necesarios, etc. Y de forma deliberada estoy aceptando (y en algunos casos provocando) esas circunstancias...y aunque no lo crean (ya que tiendo a ser medio negativo y grinch y gruñón "y así") me siento muy optimista. Tengo un feeling que me dice todos los días que estoy en el camino adecuado y tomando las decisiones correctas para llegar a mi meta...ya se verá en la autopsia.

Carpe Diem.

5 comentarios:

Marisol dijo...

jajaja que bueno estuvo baby, te juro que te escuchaba decir cada una de las cosas que escribiste jajaja! Besos y neta me da gusto saber que todas las cosas que quieren van viento en popa!

.vårÐå. MD dijo...

vaya creo q yo tmbn he olvidado un poco mi blog...quizas logres q vuelva a escribir tmbn jeje...ps bien dicen q las cosas pasan x algo pero tmbn somos nosotros quienes trazamos ese camino o decidimos q ruta tomar...sea el q sea, te ira bien y se q lograras todo lo q te propongas babe...iLu...carpe diem :)

San dijo...

¡¡Bien ahí mi hermano!! Acabas de desglosar la chaqueta mental en dos puntos. Qué curiosos somos los seres humanos que buscamos contradicciones/conflictos/justificaciones hasta donde no las hay. ¿Acaso en necesarios vivir una vida llena de complicaciones y chaquetas mentales? Quiero pensar que la vida se trata de vivirla, disfrutarla como viene, nada más. Trazar el camino caminando. Un abrazo dud, gran post.

TORITOOOOOO TORITTOOOOOOO!!! AroohAroohArooh!!

Octavio dijo...

Exacto Santi, aquí el chiste es tomarlo como venga, y si no viene como quisiéramos, provocarlo entonces.

En cuanto a trazar el camino más bien es caminarlo y entonces mirar hacia atrás y darte cuenta cómo se unen los puntos hasta donde estás. Todo tiene sentido cuando lo miras desde esa perspectiva, no cuando lo miras hacia el frente...porque por más comprado que lo tengas, siempre será incierto.

Un abrazo amigo!

ArooohArooohAroooh!

Sonny Luna dijo...

Justificado o no, circunstancial o no,predeterminado o no, lo que considero importante es no estar sujetos y expuestos de una manera erronea al consumo de lo que se vive en sociedad actual,no consumir pretenciones,no consumir cuestionamientos,no consumir palabras, porq la propaganda y mercadotècnia ya lo hace solo. Simplemente asumir los cambios de una manera correcta y emprender nuevos retos sin tomar un 1% de la atenciòn de las personas hacia tu vida...bueno! 5% je buona lettura :)